¡Divide y vencerás! Aprende a separar tu vida personal de la profesional.

Si ya estás de lleno, emprendiendo por aquí y por allá, te queremos recordar que es importante que no dejes que tu nueva vida profesional absorba tu vida personal.

Entendemos que tu start-up es tu bebé y no lo quieres descuidar ni por un segundo pero que tengas una vida personal (alejada de tu trabajo) es igual de importante, al final de cuentas, es tu vida y ni toda debe ser trabajo ni toda debe ser pachanga.

Para empezar pregúntate a ti mismo ¿dónde trabajo es el mismo lugar dónde como / duermo / veo tele / … ? Si la respuesta es sí o casi siempre, necesitas empezar a separar tus espacios.

No vas a trabajar igual de bien con la constante distracción del “final de temporada” pendiendo sobre tu cabeza y no vas a descansar igual de bien con la sombra del trabajo aproximándose a ti cada que te distraes.

Designa un lugar para tu trabajo, deberá ser cómodo pero no como para dormir, bien iluminado y ventilado, tener todo lo que creas necesario a la mano para que así no te tengas que parar cada segundo y un escritorio limpio y organizado donde puedas trabajar arduamente.

Por el lado contrario, ten un espacio para esparcirte, un lugar cómodo donde echarte y ver tus series o jugar tus videojuegos favoritos, leerte un libro o simplemente dejar a la mente divagar y hagas lo que hagas: no comiences a revolverlos.

Una vez que tus espacios estén bien definidos es momento de dividir el tiempo. Hay tiempo para jugar y tiempo para chambear, lo bueno de ser independiente es que tu lo decides, así que decídelo bien. Imponte horas de trabajo y respétalas, trabaja unas 8 horas diarias por 5 días a la semana y después date un tiempo para descansar.

Es posible que a veces te salga algo de imprevisto o urgente y debas tomar prestado algo de tiempo ya sea de tu tiempo de descanso o de tu tiempo de trabajo, pero aprender a administrarlas para que no se vuelva una ocurrencia de todos los días es la clave entre una vida balanceada y la locura total.

Si de plano el trabajo te está rebasando tienes una de dos, o tomas menos trabajo aunque eso signifique menos dinero o sacrificar un cliente, o delegas responsabilidades aunque eso conlleve pagarle a alguien más o “perder el control” de tu changarro, pero por nada del mundo te vuelvas un workaholic. No se trata de que no te apasiones por tu trabajo o no quieras dar el 100%, pero hay que recordar que la dosis hace al veneno y eso va tanto para el trabajo como la diversión.

En Workshop tenemos como objetivo crear un espacio que equilibre el trabajo y el placer. En nuestras áreas podrás ser productivo sin volverlo una actividad monótona y aburrida.

¡Descubre de lo que eres capaz en Workshop, tu espacio de equilibrio!

Georgia #42, Colonia Nápoles

C.P. 03840, CDMX

Llámanos y agenda tu cita al 55-7587-5046