Lo que no te contaron en la escuela.

“Eres joven”, “tienes la vida por delante”, “ahora es cuando”… seguro lo has oído antes pero, ¿es verdaderamente todo un panorama de oportunidades para los jóvenes que buscan hacerla por su cuenta o no todo es miel sobre hojuelas?

Como todo en esta vida, ser un joven ambicioso y emprendedor tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, es verdad que tienes toda la vida por delante pero nadie se tomó la molestia en decirte cómo andar en esa vida y, vaya, que puede ser difícil.

Cuando recién saliste de la escuela, probablemente descubriste que las cosas no iban a ser como te las pintaron y que trabajar por tu cuenta era tan complicado que muchos terminan por tomar un trabajo “tradicional”.

Por un lado, te ves chavo, y tus posibles clientes tal vez no te vean como una opción seria y confiable para darte chamba. Sufres de la falta de experiencia, un mal que aqueja a los jóvenes de todo el mundo y va algo así:

  “No me dan trabajo porque no tengo experiencia y no tengo experiencia porque no me dan trabajo”

“No me dan trabajo porque no tengo experiencia y no tengo experiencia porque no me dan trabajo”

Hay ciertos conocimientos y habilidades que no obtienes en la escuela y saberlos de antemano te ahorrará muchos dolores de cabeza, sobre todo en temas legales y burocráticos que terminan haciendo bolas a muchos, pero entonces surge la duda: si estoy aprendiendo mientras trabajo para alguien más ¿en qué momento lo aplico en mi start-up? Es este uno de los grandes dilemas de quien emprende por su cuenta y casi siempre la respuesta es la misma: si de verdad lo quieres, vas a encontrarle el tiempo.

Otro gran problema que enfrentan los freelancers y las PYMES es la falta de recursos, porque sabes que necesitas de un ingreso que te mantenga a flote a ti y a tu negocio pero saber de dónde obtenerlo no es tan fácil. Muchos jóvenes ven con mala cara a los bancos, no solo por la deuda que pueden acarrear por años, sino también porque por lo general los bancos no dan préstamos a quienes consideran no les van a pagar de vuelta, dicho de otra forma, a un chavo freelancer.

Pero no te desanimes, también tienes ventajas que debes explotar al máximo. Estás lleno de ganas, de ideas frescas e innovadoras que, el día de mañana, marcarán tendencias, ves las oportunidades a kilómetros y no dudas en tomarlas, estás abierto al cambio y eres adaptable a las necesidades del mercado y todo esto puede ser convertido en un negocio que salga a flote.

Muchas grandes compañías se quedan con ideas retrogradas y del pasado pues no quieren cambiar o simplemente son tan grandes que una reestructuración a ese nivel es insostenible, pero no tú, tú que estás empezando, puedes estructurar tu empresa como quieras, puedes manejar tus recursos como mejor te parezca y crear una imagen revolucionaria alrededor de ti o tu PYME que te lleve al top de los tops.

Si bien queremos que tengas en consideración todos los problemas que pueden surgir para que no te agarren en curva, también queremos que sepas que es posible y  más cuando pones de tu lado las herramientas y personas correctas.

Se parte de nuestra comunidad y conoce gente que también está haciendo su lucha, quién sabe, tal vez más de uno están luchando por el mismo fin y ya sabes lo que dicen: Si quieres llegar rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado.

 

Nosotros te queremos acompañar.

#SomosWorkshop

Mail: hola@workshopmx.com

Tel: 55-7587-5046